Sacar una buena nota en el examen EIR dio a Marina López la opción de elegir el Hospital General de L’Hospitalet, en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) como su lugar de residencia para realizar la especialidad en Enfermería Obstétrico-Ginecológica. Con esta etapa profesional recién concluida, Marina cuenta cómo Aulaplus le ayudó a preparar el examen. “Lo que más tengo que agradecer a los profes de Aulaplus es que me hayan enseñado a hacer test, antes era una auténtica kamikaze respondiendo”, reconoce esta enfermera especialista.

Si tú también quieres asegurar tu futuro,  prepárate ya con nuestro curso online EIR. 

Aulaplus: Acabas de terminar la residencia EIR (Enfermero Interno Residente). ¿Cómo ha sido tu experiencia? ¿Qué destacarías de estos dos años de preparación?

Marina López Martínez: Sí, terminé el pasado mes de mayo. Estoy muy contenta porque, aunque ha sido una etapa dura, muy exigente, también ha sido una experiencia muy bonita. La carga de trabajo es grande. A las horas en el hospital hay que sumar las tareas de estudio en casa, los exámenes, los casos clínicos, la preparación de sesiones y talleres, los cursos de formación transversal y complementaria, el trabajo final de residencia… ¡Han sido dos años muy intensos! Pero sin duda, la preparación del EIR y la residencia te dan infinitamente más de lo que te “quitan”.

Aulaplus: ¿Cuándo supiste que querías ser enfermera/matrona?

Marina López Martínez: No es que desde pequeñita soñara con ser enfermera ni nada por el estilo, pero es cierto que siempre me he decantado por la rama de las ciencias de la salud. Por ello, me decidí a estudiar Fisioterapia, profesión que me llevaría a especializarme en suelo pélvico. Fue en esta etapa cuando me picó el gusanillo de estudiar Enfermería y elegir la especialidad de matrona. Una vez que lo tuve claro, fui a por todas.

Aulaplus: El examen EIR es una prueba ardua, difícil de afrontar: el alumno tiene por delante cinco horas de examen. ¿Cómo fue la preparación?

Marina López Martínez: Sí, recuerdo que fue un examen muy raro, nada equilibrado en la dificultad de preguntas, con una carga alta de cuestiones muy complicadas de responder. El EIR es una prueba estresante que requiere una gran fortaleza mental y mucha técnica de test. El agotamiento juega un papel importantísimo, así que tienes que enfrentar el examen con un poco de sangre fría. En Aulaplus nos entrenaban a conciencia para ello, enseñándonos técnicas y truquillos para responder los test y practicando, con los simulacros, las condiciones reales del examen. Así nos citaban los sábados, por la tarde (que es cuando tiene lugar la prueba oficial), primero cada mes, luego cada 15 días, para recrear este examen de cinco horas. Ni qué decir que terminábamos exhaustos, pero bien preparados para lo que estaba por venir.

Aulaplus: ¿Qué destacarías de tu paso por Aulaplus? 

Marina López Martínez: Además de los materiales de estudio que te proporcionan (son muy didácticos y están bien estructurados) y el seguimiento de los tutores, tengo que agradecer especialmente a los profes de Aulaplus que me hayan enseñado a hacer test. Hasta entonces no tenía ni idea de cómo abordarlos, respondía las preguntas sin demasiado criterio, en plan kamikaze. Con la práctica, enseguida empecé a saber cómo responder, a analizar los enunciados y distinguir las “trampas”. Descubrí que, a veces, aunque no sepas la solución de una pregunta, puedes detectar dónde está el fallo y saber por qué una opción no puede ser correcta y otra sí. En este sentido, Aulaplus me ha guiado muchísimo.

Aulaplus: Conseguir una buena nota en el examen EIR te dio opción de elegir destino para la residencia. ¿Has seguido algún método de estudio? ¿Tienes algún “truco” que desees compartir?

Marina López Martínez: Más que trucos, supongo que haber estudiado dos carreras de manera tan seguida hizo que estuviese, por así decirlo, “entrenada” para estudiar, así que sabía muy bien qué técnicas me funcionaban mejor. Creo que lo más importante es que cada persona se conozca en este sentido, para poder explotar al máximo sus capacidades. En mi caso necesito escribir y hacer resúmenes, y por asociación de colores también soy capaz de memorizar un montón de cosas. Yo, cuando me siento a estudiar, jamás miro el reloj ni me “obligo” a permanecer x horas seguidas delante de los apuntes. En este sentido, soy  bastante anárquica, trabajo según vea que va siendo mi rendimiento y mi concentración. Por descontado, que fue una dedicación completa al estudio, aunque no pueda darte un número.

Es cierto que partir de un buen material de estudio, facilita mucho la tarea,  en este sentido, Aulaplus me proporcionó gran cantidad reglas nemotécnicas, que me ayudaron mucho.

Aulaplus: ¿Qué consejos le darías a una persona que vaya a afrontar un examen de EIR?

Marina López Martínez: Como punto de partida, considero indispensable que la persona esté dispuesta a hacer el sacrificio que exige una prueba así, que sea capaz de marcarse objetivos a largo plazo y mantener el esfuerzo constante. Durante la preparación, el estado de ánimo es una montaña rusa, y la motivación puede flaquear.

En el tema práctico, aconsejo que haga muchos test y simulacros y si cuenta con apoyo profesional mucho mejor. Para mí ha sido un factor clave el seguimiento del tutor, que ha estado pendiente de mi progreso en todo momento y me ha ayudado a centrarme en los temas y preguntas en los que obtenía peores resultados.

Aulaplus: ¿Te importaría compartir alguna anécdota curiosa de esta etapa? 

Marina López Martínez: Recuerdo que en clase siempre nos decían que el día del examen nos lleváramos, además de agua, algo para comer (frutos secos, barritas energéticas, un plátano…), ya que el EIR es una prueba de muchas horas y el desgaste mental es importante. Una recomendación que me tomé al pie de la letra durante los simulacros, tanto que hasta mis compañeros bromeaban conmigo diciéndome si “había venido a clase a merendar”, porque llevaba prácticamente de todo. El caso es que el día del examen, de lo concentraba que estaba, apenas bebí unos sorbos de agua. ¡Me olvidé de comer! Cada vez que me acuerdo, ya con la perspectiva del tiempo, me da un poco de risa.

 Si quieres aprobar tu EIR,  prepararte ya con el método más eficaz e  inscríbete en nuestro curso online.