¿Por qué es necesario hacer la especialidad al acabar la carrera de Enfermería? — Aulaplus Formación

En este post vamos a ver por qué es tan necesario hacer el EIR tras acabar la carrera de Enfermería. Si bien es cierto que en medicina es crucial la especialidad, podemos observar que a lo largo de los años las especialidades de enfermería han adoptado un valor muy similar. ¡Analicemos el asunto!

 

Enfermero especialista: más oportunidades laborales

Tener un título de enfermero especialista te da acceso a poder presentarte a una OPE específica –por ejemplo, la de Matrona, Comunitaria o Salud Mental– con menos aspirantes de los que se presentan a una OPE Enfermería general. Todos salís de la carrera siendo enfermeros, pero no todos sois enfermeros especialistas, y esto está siendo una condición imprescindible para acceder a determinados servicios. Ser, por ejemplo, Enfermero especialista en Salud Mental te permite trabajar en un área de conocimientos acotada.

Por otro lado, acumulas puntos durante tus dos años de enfermero interno residente y tener una especialidad EIR se barema en el concurso de méritos de una OPE Enfermería.

También te facilita el trabajo fuera de España si lo necesitases en algún momento, puesto que en los países extranjeros las especialidades de enfermería están muy valoradas.

 

Bolsas de trabajo para especialidades de enfermería

Vemos que cada vez son más las comunidades autónomas que están abriendo bolsas de trabajo para las distintas especialidades de enfermería. Lo que suele ocurrir es que, si no hay suficientes enfermeros titulados en esa especialidad en bolsa, al final entra un enfermero general.

Ahora bien, pongamos que ese enfermero general lleva trabajando 8 años y llega un enfermero, o enfermera, con el título de la especialidad EIR, aunque con menos de la mitad de años de experiencia que el primero. Pues este segundo enfermero o enfermera, solo por tener la titulación de especialista, tiene prioridad en esa bolsa sobre el enfermero general que tiene más del doble de años trabajados. No todas las comunidades autónomas lo están haciendo así, pero sí es cierto que están determinando la proporción de profesionales que sí o sí deben tener la especialidad y los que pueden trabajar en ese ámbito específico sin ella; y la realidad es que progresivamente se va incrementando el porcentaje de puestos para especialistas.

 

Las especialidades EIR son el futuro

¿Dónde va hoy día un médico sin el MIR? La sanidad es inmensa y la especialización es absolutamente necesaria en todos los niveles. En las distintas áreas de la salud, los pacientes requieren cuidados específicos según sus afecciones. La enfermería, que es la principal encargada del cuidado de los enfermos, debe adaptarse a esta especificidad.

Ya vemos la intención explícita del nacimiento de una nueva especialidad, Enfermería Médico-Quirúrgica, pues es primordial que los enfermeros y enfermeras se nutran de una adecuada formación para desempeñar correctamente su papel en ese sector específico. No os extrañe que en unos años sea requisito prácticamente indispensable para desempeñar la labor de la enfermería en los diferentes sectores sanitarios.

 

¿Qué especialidades EIR existen ahora?

Las especialidades de enfermería a las que puedes optar son:

 

  • Enfermería Obstétrico-Ginecológica (Matrón/a)
  • Enfermería Familiar y Comunitaria
  • Enfermería de Salud Mental
  • Enfermería Pediátrica
  • Enfermería Geriátrica
  • Enfermería de Cuidados Médico-Quirúrgicos.
  • Enfermería del Trabajo

 

¿Cobro un sueldo durante los dos años de residencia del EIR?

Es importante que sepas que durante los dos años que estés como Enfermero Interno Residente recibirás una remuneración. Trabajarás formándote y recibiendo una compensación por ello. ¡Doble beneficio! Además de que obtienes créditos de investigación que te permiten acceder, si lo quisieras, a un doctorado sin necesidad de hacer previamente un máster.

 

Prueba GRATIS un mes del curso EIR