El intrusismo laboral en enfermería

El intrusismo laboral en enfermería AulaPlus Formación

Los colegios profesionales tienen legitimidad para controlar el ejercicio de la profesión y evitar, de esta forma, casos de intrusismo laboral, como el de falsos enfermeros denunciados, según recuerda el Consejo Andaluz de Enfermería.

Dos falsos enfermeros han sido denunciados en Guadalajara y Alicante por los colegios profesionales de estas provincias. Por ello, el Colegio Andaluz de Enfermería recuerda que gracias a la potestad que los colegios poseen pueden controlar la legitimidad de las titulaciones de los enfermeros, así como su trabajo profesional en el ejercicio de la profesión. Están capacitados para alertar de casos de intrusismo laboral y denunciarlos. De esta manera, la colegialización ayuda a la seguridad de los pacientes que sean tratados.

Los colegios de enfermería, ante la situación de la COVID-19, están más atentos que nunca a posibles casos de intrusismo laboral en la profesión. La situación ha llevado a que se tengan que contratar a más profesionales. Las altas se realizan de forma telemática, lo que suscita a las posibles falsificaciones de títulos. Los colegios velan por la autenticidad de los documentos que se presentan en los organismos para la colegialización de los profesionales.

El CAE subraya el mecanismo para proteger a los profesionales a través de la colegialización. En estos momentos en los que la pandemia está latente los enfermeros necesitan protección y los colegios trabajan para garantizarlo.

La documentación es comprobada por el Registro Nacional de Titulados Universitarios Oficiales –RNTUO-. Cuando se detectan anomalías, lo llevan hasta la Organización Colegial a nivel nacional. De esta forma evitan acciones de fraude en el resto de comunidades autónomas o provincias.

Es decir, los colegios provinciales tienen la potestad de comprobar la veracidad de los títulos cuando el profesional se colegia. De esta manera, tiene a su disposición las herramientas adecuadas para advertir de cualquier intrusismo laboral en la profesión. Además, se aseguran de que se cumple el Código Deontológico de la Enfermería para el debido cumplimiento de las funciones y el correcto funcionamiento de sus acciones como personal sanitario. En caso de no ser así, pueden suspender el ejercicio de la profesión de esa persona en concreto.